Moreno

La llegada de David Gallego al banquillo del RCD Espanyol ha reportado, así a bote pronto, siete de los últimos nueve puntos en juego. Dos victorias ante Girona y Atlético –al que, contando el duelo de ida, le ha ganado en Madrid y en Barcelona– y un empate en Gran Canaria. Una racha que, casualmente, el equipo periquito no alcanzaba desde finales de febrero y principios del mes de marzo cuando derrotó a Real Madrid y Real Sociedad, y tropezó, como ante el equipo de Jémez, con un Levante que luchaba por salvarse. En ese periodo de tiempo, en ese mes y poco que acontece entre la victoria sobre el club donostiarra y el equipo que dirige Machín, el Espanyol acumuló cuatro derrotas (Betis, Valencia, Getafe y Eibar) y un empate (Alavés), que desembocó en el cese de Sánchez Flores.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Esa irregularidad, en resumidas cuentas, es la hoja de ruta que el equipo catalán ha seguido durante la campaña. A pesar de imponerse a los dos equipos madrileños y al FC Barcelona (Copa), de pelear en Mestalla y de empatar en el Sánchez-Pizjuán o en La Cerámica, el mismo Espanyol ha sido incapaz de puntuar en Butarque, Mendizorroza, Ipurua o Ciutat de Levante. Y para muestra, un último botón: el dato que compartía Álvaro Salarich (@ASalarik) en Twitter: este Espanyol ha sumado más puntos ante el Atlético de Madrid (6/6) que ante Eibar, Leganés, Alavés, Levante y Las Palmas juntos (5/30). Consecuencia, todo ello, de una temporada que, al margen del sobresaliente nivel de Gerard Moreno, encierra más dudas que certezas dentro de la parroquia blanquiazul.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
El hecho de que Gerard Moreno siga –o haya estado hasta hace poco- presente en muchas de las quinielas para ir al Mundial, habla por sí solo. El de Santa Perpètua de la Moguda lleva 18 tantos y una asistencia entre Liga y Copa; lo que significa que ha participado en casi la mitad de los tantos (39) del RCD Espanyol hasta el momento (48,71%). Una influencia que, dicho lo cual, recogió especial trascendencia el pasado domingo cuando fue sustituido en el Metropolitano: era la primera vez en todo este curso que Gerard salía sustituido, tras haber completado las anteriores 35 jornadas sin perderse ni un solo minuto. Así de importante es para el colectivo.
Gerard Moreno lo es todo para el RCD Espanyol. Juega por y para los otros diez futbolistas que se visten como él; hasta el punto que, siendo la referencia ofensiva del conjunto, él mismo es quien decide el cuándo, qué y cómo del conjunto con la pelota. Aunque para ello, debido a lo poco que el Espanyol ha sabido darle a cambio, el ‘7’ ha debido inventarse más cosas de las que se le intuían cuando emergió en la élite. A su ritmo; sin ser fuerte ni muy rápido; con la lectura, intuición y malicia apropiadas para siempre imaginarse, en función de la altura y el momento, un cambio de orientación, un (pen)último pase o un remate entre los tres palos. Porque Gerard consigue verlo; pero también ejecutarlo, que es lo mejor de todo.